CANADÁ

Estudiar en Canadá: un país pionero e inclusivo

 

Canadá es un país que considera la educación como una de sus prioridades. Una consecuencia de ello es el resultado de los informes PISA que lo sitúan entre los diez primeros países del ranking mundial. Y no es de extrañar que así sea, ya que sus innovadores métodos de enseñanza y la atención individualizada de los estudiantes le permiten avanzar en todos los sentidos y posicionarse como un país líder en materia educativa.

 

Pero esta no es la única razón por la que Canadá es una buena opción para ir a estudiar. La calidad de vida canadiense, la seguridad del país, el bilingüismo y la tolerancia de sus habitantes con otras culturas o la sensibilidad por el medio ambiente, son fuertes argumentos para entender que vivir en Canadá es una experiencia única que cambiará nuestras vidas para toda la vida.

Mapa de canada

 

Esta calidad de vida está garantizada por los informes de la OCDE que lo consideran uno de los mejores países del mundo para vivir. Canadá es un país bilingüe donde se habla y se estudia inglés y francés; donde la tolerancia con otras culturas se manifiesta en la diversidad y multiculturalidad de sus habitantes: recibe inmigrantes cada año y es reconocida como un país incluyente e inclusivo. Estos rasgos diferenciales hacen que su gente sea acogedora, gente abierta que cuide su país y lo haga progresar.

 

Por otro lado, Canadá es un país preocupado por el medio ambiente, con más de 40 parques nacionales y reservas que sensibilizan a su población sobre temas relacionados con el cambio climático.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El sistema de estudios canadiense

El sistema de estudios canadiense es un sistema reconocido internacionalmente que apuesta por la innovación, potencia el talento de sus estudiantes y valora las habilidades y las competencias transversales como una herramienta de desarrollo personal. Este sistema se organiza en semestres, por lo que los estudiantes pueden realizar inmersiones totales o parciales, de un mes hasta cuatro meses o de todo un curso académico.

 

 

 

El año escolar

El año escolar en Canadá tiene una duración de casi diez meses: se inicia a principios de septiembre (normalmente el 2 o el 3) y finaliza a finales de junio (alrededor del 29 o 30 si coincide en viernes). El curso se divide en dos semestres y tiene dos períodos de vacaciones escolares, uno para Navidad y el otro a mitad de invierno; la Semana Santa tiene dos días de fiesta (Viernes Santo y Lunes de Pascua).

 

Inmersión en la escuela canadiense

Las estancias de corta duración coinciden con el primer trimestre de nuestro curso escolar.

Todas las movilidades se inician el día 2 de septiembre y, dependiendo del período de estancia que se ha escogido finalizan en el mes que corresponde, siendo diciembre el último mes de estancia para aquellos estudiantes que hacen la inmersión de cuatro meses. La posibilidad de hacer inmersiones parciales en el sistema de estudios canadienses permite a nuestros participantes vivir una experiencia única a la vez que pueden retomar el curso sin problema cuando vuelven y se incorporan.

Las semanas que el alumno pasa fuera no solo le permiten mejorar su nivel de inglés, sino que le proporcionan unas competencias transversales que lo convierten en una persona versátil y resiliente. A la vuelta, este alumno ha adquirido una autonomía y unas habilidades sociales que demuestra en el día a día y en la readaptación al curso con normalidad.

Como las inmersiones parciales que ofrece IDee pueden ser de uno a cuatro meses, los estudiantes se incorporan a su centro de vuelta, de manera que puede seguir el curso y finalizarlo sin problema, tanto si la estancia ha sido de corta duración como si se ha alargado hasta 16 semanas.

 

Toda la información referente a los detalles del viaje y de la estancia, las tarifas y las condiciones de cancelación se ofrecen de manera personalizada cuando contacteis con nosotros.

CatalanEnglishSpanish